¿Qué es el cáñamo? y ¿Por qué es tan importante para la industria en México?


El cáñamo y su prima más sexy la marihuana provienen de Cannabis Sativa.
Esta especie de una sola planta abarca miles de diferentes variedades y cepas, cultivadas para diferentes propósitos.

Durante siglos, el cáñamo ha estado estrechamente relacionado con la historia humana, satisfaciendo una gran variedad de necesidades. La fibra, las semillas, las flores y los tallos del cáñamo han desempeñado un papel importante en acontecimientos históricos en todo el mundo. Colón, por ejemplo, nunca hubiera podido llegar a América sin las resistentes cuerdas y velas de cáñamo. Y a lo largo de la historia, la educación en China fue fomentada por el uso de papel de cáñamo barato para difundir información.

La agramiza o cañamiza, del núcleo del tallo, puede utilizarse para todo, desde lechos para animales a interiores de coches. El principal mercado de agramiza sigue siendo el de lechos para caballos y otros animales. La construcción con «hempcrete» (una combinación de cañamiza y cal natural) resulta en una construcción verdaderamente verde y un medio ambiente sano que absorbe el CO2.

El mercado de cañamiza utilizada en biocompuestos para elementos en el interior de coches ha demostrado su estabilidad. Empresas como Audi, BMW, Mercedes y algunos de los fabricantes de automóviles franceses utilizan biocompuestos en el interior de sus vehículos de gama media y de lujo. Algunos contienen hasta 25 kilos de fibra de cáñamo. Son competitivos con los plásticos tradicionales y tienen evidentes beneficios ambientales.

¿Qué papel juega el cáñamo en México?

Al menos 20 compañías mexicanas ya aprovechan la planta en industrias como la automotriz o la construcción, sin embargo luchan contra la importación de la materia prima, ejemplo de ello la empresa Heaven Grown, que utiliza el cáñamo para construir casas. Como el material no tiene efectos psicoactivos, las empresas podían traerlo –en diferentes formatos, como semilla, fibra o aceite– sin permisos especiales.

De lo anterior que el sector industrial esperé por una regulación nacional que promueva el cáñamo, permita cultivarlo y elimine el estigma negativo es lo que piden los participantes. Esto, afirman, detonaría la industria en México y colocaría al país como una potencia global.

En noviembre del 2019 se presentó una iniciativa para la regularización del cannabis por parte de la exsenadora y hoy secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se pretende que ayude a impulsar la industria, más que a limitarla.

De acuerdo con Treviño, el apartado industrial de la propuesta, a la que tuvo acceso, busca su desarrollo, pues considera el cultivo en el país. “Podría entrar quién sea a cultivar, ya no estaría limitado para las empresas internacionales”, dice. 

Guillermo Nieto, presidente de la Asociación Nacional de la Industria del Cannabis, asegura que por su situación geográfica y su clima, México es un excelente lugar para producir. “La prohibición ha retrasado el desarrollo”, dice el agricultor. “Hoy, los países que lo tienen legalizado tienen acceso a mejor tecnología, a mejor semilla, a mejor infraestructura. Y nosotros seguimos perseguidos por los federales y militares”. 

Pero llegará el momento de México, coinciden los especialistas. El presidente de HempMeds México, Raúl Elizalde (quien puso sobre la mesa el debate de la legalización del uso medicinal para ayudar a su hija Grace), prevé que esto atraerá inversiones, porque es un producto novedoso que, en otras partes del mundo, como Canadá y Estados Unidos, está teniendo un auge. “La mayoría de las empresas van a tener que invertir en compañías nacionales y en personal mexicano. Sin duda, esto va a traer un beneficio económico al país”.

Fuente: https://culturaindica.art.blog/

https://t.me/casanarepositivoparahemp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.