BMW suma esfuerzos para luchar contra el cambio climático incorporando el cáñamo en sus materiales


BMW ha sido más explícita que la mayoría de las marcas en lo que respecta a las medidas que está tomando para reducir su huella de carbono, especialmente en lo que se refiere a la producción de vehículos. Ahora la marca ha puesto en marcha nuevas medidas.

La nueva estrategia se centra en gran medida en el uso de nuevos materiales más respetuosos con el medio ambiente, algunos de los cuales se reciclarán, ya que la marca pretende emplear prácticas de “economía circular” en su producción. Pero no se trata sólo de reciclar.

“El Grupo BMW cree que sólo un enfoque holístico en el uso de materiales probados y nuevos puede reducir permanentemente las emisiones de CO2”, dijo la marca en un comunicado de prensa.

“Por esta razón, el Grupo BMW está centrando sus esfuerzos de investigación y desarrollo en materias primas compatibles con el medio ambiente. Al mismo tiempo, está acelerando la creación de un mercado de materiales secundarios y colaborando con empresas emergentes seleccionadas y proveedores de materiales experimentados para desarrollar materiales pioneros.

“Estamos estableciendo nuevos estándares de calidad premium sostenible, repensando los materiales y centrándonos más que nunca en alternativas eficientes desde el punto de vista de los recursos y en materiales renovables con gran capacidad de desmontaje”, dijo el Dr. Stefan Floeck, recién nombrado jefe de desarrollo de Mini y de la línea compacta de BMW.

“Estamos siguiendo un camino consistente hacia el desarrollo de productos holísticamente sostenibles, el uso responsable de los recursos y la transformación en una economía circular”

Para evitar el greenwashing de la empresa alemana, también ha revelado detalles sobre algunos de los materiales en los que está trabajando. Se ha confirmado que las fibras de cáñamo, lino y kenaf se utilizarán en la producción de componentes como los paneles de las puertas como refuerzo de fibra natural.

El cáñamo y el kenaf tienen conexiones con la marihuana, ya que el primero forma parte de la familia del cannabis y el segundo también se conoce como “Hibiscus cannabinus”. Ambos se utilizan ya en la producción de todo tipo de productos, desde cuerdas y cordeles, hasta cosméticos, tinta para impresoras y jabones.

Los materiales de las fundas de los asientos también están en proceso de revisión medioambiental, ya que BMW está investigando tejidos sintéticos fabricados únicamente con materiales reciclados. BMW afirma que estos materiales podrían reciclarse varias veces.

https://bit.ly/2AxMIXp
https://bit.ly/2AxMIXp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *