Diputada Costarricense aboga por cáñamo a cambio de impuestos en propuesta a FMI


La diputada Zoila Rosa Volio abogó por la aprobación de su proyecto sobre cáñamo y cannabis medicinal como una propuesta alternativa para no imponer nuevos impuestos.

El Gobierno planteó sobre la mesa una serie de tributos para implementar frente al préstamo que buscan por $1.750 millones con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

La polémica más reciente surgió porque de toda la propuesta a plantearle al FMI, al Poder Ejecutivo le faltaba ver de dónde obtendría recursos por el orden de 0,4% del Producto Interno Bruto (PIB).

Al final, el Poder Ejecutivo busca llenar ese porcentaje con el impuesto de renta global y a casas de lujo.

Cánamo sobre la mesa

Pero el martes anterior durante un encuentro en el que participó Volio con las ministras Geannina Dinarte y Pilar Garrido de Presidencia y Planificación, respectivamente, puso sobre la mesa su iniciativa.

“Les dije que por qué no impulsan el proyecto de cannabis, con estos proyectos se puede reactivar la economía y generar empleo”, dijo.

“Yo lo mencioné como cínica pero con ese proyecto hasta nos dan vuelto”, recalcó Volio.

Ruido

El 4 de mayo anterior, el presidente Carlos Alvarado se comprometió a impulsar esta iniciativa aunque, enfocada en cáñamo.

Sin embargo, el proyecto de ley no ha gozado del respaldo para ser convocado en sesiones extraordinarias que están al mando de Casa Presidencial.

“Me han dicho que causa ruido (la convocatoria)”, resaltó la diputada independiente.

“¿Por qué no impulsan que se discuta y que si no les gusta algo que se cambie?”, reclamó Volio.

El expediente 21.338 “Ley de Cannabis para uso medicinal y terapéutico y del cañamo para uso alimentario e industrial” implementa impuestos así como el pago de licencias para entidades gubernamentales.

Con potencial

La Promotora de Comercio Exterior (Procomer) publicó en octubre anterior un estudio que revela los subproductos de cáñamo que Costa Rica podría explotar.

El reporte indica los siguientes:

Los obtenidos a partir de CBD (cannabidiol, elemento no psicoactivo del cannabis) como suplementos, soluciones tópicas, o incorporándolo en alimentos y bebidas

Productos de aplicación industrial como bioplásticos y construcción sostenible

Alimentos como lácteos, productos de panadería, semillas y snacks

Productos de cuidado personal como jabones y lociones

Textiles como ropa y uniformes

“De los subproductos anteriores existen indicadores comparativamente más favorables para la comercialización de productos con aplicación de CBD en bienes como suplementos, soluciones tópicas, alimentos y bebidas”, destacó Procomer.

“Si bien el cultivo asociado a la extracción de CBD requiere de una inversión inicial más alta, otros indicadores lo favorecen, como una mayor intensidad de mano de obra y mejor rentabilidad, siempre y cuando se logren los rendimientos, por hectárea, adecuados”, agregó la Promotora.

El estudio también destaca el potencial del cáñamo en grano que puede utilizarse para suplementos alimenticios o de consumo directo de la semilla.

En el 2020, la comercialización de productos con CBD se calculó en $1.928 millones a nivel mundial que se traduce en un crecimiento de 57% en el período 2016-2020, según Procomer.

Dentro de los grandes productores de cáñamo destacan China, Canadá así como Colombia, Uruguay, Ecuador y Paraguay; éstos últimos en América Latina.

Fuente: https://observador.cr

https://bit.ly/2AxMIXp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.