España: Polo tecnológico del cáñamo


Quizá la idea de crear un ecosistema innovador alrededor del cáñamo pueda sonar a inocentada. Pero no. El Centro de Tecnológico Nacional Agroalimentario de Extremadura (CTAEX) y la empresa Bhalutek Hemp -especializada desde 2012 en la I+D+i para la mejora genética del cáñamo industrial- han fundado el Polo de Innovación del Cáñamo, que ya cuenta con 21 socios entre los que se encuentran la Universidad de Málaga y la de Extremadura.

Este polo va a dedicarse en los próximos años a intentar posicionar a la región extremeña como un centro de referencia nacional gracias a la investigación y la innovación relacionada con esta peculiar y siempre controvertida planta que, en cualquier caso, tiene demostrado su potencial como cosmético o como complemento medicinal y que no en todas sus variedades es psicoactiva.

El polo, presentado hace solo unas semanas, nace con la vocación de promover el desarrollo y aprovechamiento integral de esta planta, dar acceso a las tecnologías de cultivo y transformación, favorecer la creación de nuevos emprendimientos tecnológicos públicos y privados, compartir conocimiento tecnológico entre los integrantes y hacia terceros, impulsar la investigación, pública y privada, en las distintas disciplinas, actividades y conocimientos que forman el ámbito del cáñamo industrial, estimular la formación y capacitación de científicos, técnicos y agricultores de recursos agrícolas y productivos… Es decir, la labor que se le presupone a cualquier polo de innovación. El hecho diferencial quizá radique en la base sobre la que se basa la eclosión de este ecosistema: el cáñamo.

 “Dada la actual situación excepcional de crisis sanitaria es muy probable que en los próximos años se agrave la recesión económica precisando respuestas concretas y acciones decisivas. Entre ellas, el cáñamo industrial podría ofrecer una oportunidad de regeneración de zonas rurales de nuestra región, con un enfoque sostenible desde el punto de vista medioambiental, económico y agronómico gracias a sus características y múltiples usos. Se define el Polo Tecnológico del Cáñamo como un lugar donde se realicen distintas actividades de I+D que reconozcan y pongan en valor el cultivo del cáñamo en nuestro país”, explican desde el CTAEX.

Por su parte, Iker Val, director de Bhalutek, ha involucrado al sector productor como parte fundamental de la cadena: “El Polo ayudará a que haya una filosofía cooperativista y responsable; esperemos que haya una evolución en positivo y que el productor no esté marginado y obligado a trabajar por un salario mínimo”.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo tanto el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, como la delegada del Gobierno en la región, Yolanda García Seco.

Eso sí, todas las partes reconocen que aún queda cierto trabajo por hacer. Desde el Polo Tecnológico del Cáñamo han reclamado cambios a nivel normativo para que la legislación se adapte a la realidad. Juan José Manzanero, presidente de CTAEX, ha incidido en la necesidad de que haya cambios regulatorios que permitan el “desarrollo completo del sector, con plenas garantías legales” tal y como ha sucedido en países de nuestra influencia, como Italia.

https://bit.ly/2AxMIXp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.