LEGO a base de cáñamo para 2030


LEGO pasará a una producción totalmente renovada y ecológica con plástico hecho a base de cáñamo a principios de 2030.

De acuerdo al artículo publicado en Blog Cannabis, la compañía que  actualmente utiliza una resina plástica (acrilonitrilo butadieno estireno), pasará a usar un material  más ecológico y más rentable, según un informe de Plastics News para 2030, este material es plástico de cáñamo.

El imperio de los juguetes de LEGO con más de  57 años en el mercado, fue construido sobre plástico. Ahora, la gigantesca compañía de juguetes danesa está invirtiendo millones para deshacerse de ella. Para 2030, los 60 mil millones de bloques que la compañía fabrica cada año serán reemplazados por cáñamo.

Allan Rasmussen, gerente de proyectos de LEGO mencionó a Plastics News que el nuevo material debería poder formar piezas que no se distingan del plástico real.

“Necesito encontrar un material tan bueno como este”, dijo Rasmussen. “Necesito encontrar un material que sea igual de bueno en 50 años, porque  se transmiten de generación en generación”.

Según Plastics News, desde 1960 LEGO usa más de 6 000 toneladas de plástico para hacer sus bloques cada año, lo cual es una gran cantidad de material tóxico y no biodegradable. El cáñamo puede ser el material alternativo rentable y ecológicamente sostenible que LEGO está buscando.

Innovación con plástico de cáñamo.

El cáñamo es una planta de cannabis, que se cultiva con niveles muy bajos de THC y se utiliza principalmente por su fibra y semillas, además, se puede convertir en un material plástico biodegradable resistente a la imagen de fibra de vidrio.

La celulosa del petróleo actúa como un bloque de construcción para la mayoría de los plásticos utilizados hoy en día. Estos plásticos se pueden fabricar a partir de la celulosa de muchos compuestos orgánicos, incluidas las plantas como el cáñamo. 

El cáñamo es un material de base ideal para la fabricación de plástico debido a su alto contenido de celulosa, que varía entre el 70 y el 80%, según Hemp Plastics. Además, ofrece un plástico económico y biodegradable, en comparación con los plásticos derivados del petróleo. Una botella estándar de agua de petróleo y plástico se estima en 450-1000 años para biodegradarse.

La prohibición del cannabis ha omitido el potencial industrial del cáñamo durante generaciones, sin embargo las reformas políticas están comenzando a cambiar alrededor del mundo.

Las posibilidades son infinitas con los plásticos y resinas de cáñamo y los biocompuestos. Prácticamente cualquier propósito puede ser cumplido por plásticos bio-compuestos. Los plásticos de cáñamo ya están en alza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *