Legisladores rechazan exclusión de zonas de frontera para cultivo del cáñamo en Ecuador

El Grupo Parlamentario Fronterizo resolvió solicitar la derogatoria del artículo 27, literal b, del Reglamento de la Ley de Prevención Integral del Fenómeno de las Drogas, recientemente expedido por la Función Ejecutiva, que excluye a los territorios de frontera para el cultivo del cáñamo o cannabis no psicoactivo, constituir una mesa técnica interinstitucional que analice las posibles modificaciones al reglamento y promover apoyo con múltiples actores.

Los ministerios de Agricultura, Gobierno, Defensa, las asociaciones de los gobiernos autónomos descentralizados (GAD), organizaciones sociales y académicas y el equipo asesor del Grupo Fronterizo, conformarían la mesa técnica.

El director ejecutivo de la Asociación de Municipalidades Ecuatorianas, (AME), Luis Mario Barsallo, sostuvo que el nivel central de gobierno es el responsable de articular la información en todo el territorio nacional, particularmente en la franja de los 40 km de frontera, para garantizar que las áreas de cultivo del cáñamo (cannabis) no estén dentro de las zonas protegidas, de bosques primarios o se afinquen en territorios fronterizos o de seguridad nacional.

Demandó que se respete el artículo 249 de la Constitución, para la atención preferencial y desarrollo socioeconómico de la franja fronteriza.

El subsecretario de Producción Agrícola del Ministerio de Agricultura y Ganadería, Andrés Luque, explicó el contenido del reglamento y la exclusión de la zona fronteriza. Indicó que han regulado la producción del cáñamo con menos de 1 % de THC (Tetrahydrocannabinol) y que la norma tiene un enfoque de desarrollo que estimulará la inversión. Indicó que otorgarán licencias para multiplicar la capacidad de investigación que será gratuita para las universidades públicas y privadas. Advirtió que el factor riesgo de que se realicen actividades ilegales en estas zonas es más alto”.

Andrés Paladines, médico investigador sobre el uso terapéutico del cannabis, destacó las ventajas de la planta y el acceso a un precio menor de sus derivados.

Los asambleístas consideran que el reglamento debe reformarse, porque fue elaborado sin datos técnicos, claros y exactos, con poca información y sin lineamientos de desarrollo de frontera. Rubén Bustamante cree que es necesario una reforma integral a la Ley de Desarrollo Fronterizo y expresó su inconformidad con la información proporcionada por el delegado del ministerio de Agricultura.

Freddy Alarcón exigió una razón de peso que sustente la exclusión a la zona de frontera para el cultivo del cannabis o cáñamo, que mejoraría la situación económica. “La gente de frontera tiene un problema que es el contrabando, pero aquello se debe a que no hay trabajo”, argumentó.

Silvia Salgado, coordinadora del Grupo Parlamentario, reclamó que, con el reglamento expedido, aproximadamente 200 gobiernos parroquiales de las zonas de frontera quedarían fuera de la posibilidad de la siembra del cannabis. Tito Puanchir manifestó que varias zonas del país son desatendidas y requieren el apoyo del Estado, con una nueva planificación que sintonice con los actores que viven en las fronteras.

https://bit.ly/2AxMIXp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *