Flores de cáñamo: qué son y cómo pueden ser útiles en la vida cotidiana

Las flores de cáñamo son una especie vegetal que contiene dentro de sus principales componentes al cannabidiol. Esta condición hace que en muchos lugares se generen dudas con respecto a su uso, ya que este compuesto es también un elemento predominante en la marihuana. Sin embargo, es necesario declarar como primer aspecto determinante, que la compra y venta de las flores de cáñamo es una actividad legal, y que cada vez está teniendo más consumidores.

La razón principal se debe a que, al comprar Flores CBD se está obteniendo un recurso valiosísimo para el organismo, ya que tiene como principales beneficios, ofrecer relajación al consumidor, al mismo tiempo que puede ser efectivamente utilizado como analgésico. Y, gracias a que a una buena parte de la población le gusta contar con productos naturales, ya es posible encontrarlas a la venta en estancos y herbolarios.

Lo mejor es que no existe un solo tipo, sino que será posible avanzar en una selección ajustada a las necesidades particulares de cada usuario. De esta manera, se podrá variar en temas como la forma, el color o el aroma que tendrán los cogollos, antes de proceder a la compra.

La legalidad tras el uso de las flores de cáñamo

Una de las mayores preocupaciones que existen tras el uso de las flores de cáñamo es el estatus real que éstas tienen en relación con las leyes. Es por eso necesario hacer referencia, que en la actualidad, España ha aceptado la comercialización del cannabis de forma legal, siempre y cuando los comercios sigan ciertas pautas que a continuación veremos.

Lo primero tiene que ver con la procedencia del producto y lo más habitual es que provenga de cultivos que hayan sido aprobados por la Unión Europea para tal fin. De esta manera, se asegura que el producto esté dentro de los estándares aprobados, pero que también disponga de los niveles apropiados para el consumo, ya que estarán libres de metales pesados, productos herbicidas o aditivos artificiales.

Por otro lado está el hecho de que estos cultivos están preparados de manera tal, que su composición interior no sobrepase el 0,2% de THC, evitando así que se pueda romper con la finalidad de su plantación, que es servir como una herramienta para temas técnicos o aromáticos. Por supuesto, aunque esto es así, también es necesario aclarar que cada consumidor tendrá plena potestad (y responsabilidad) de utilizarlo apropiadamente.

Beneficios de los aceites extraídos de las flores de cáñamo

Dentro de las principales formas que se tienen para el uso de las flores de cáñamo, está el aceite, el cual es un extracto tomado directamente del cogollo de la flor o, en su defecto, de las semillas. En cualquier caso, de ambas formas existen beneficios para quienes los utilicen y es importante conocerlos para obtener una respuesta a determinado tipo de necesidad.

Aceite de flores

Se trata de un extracto al que se le han logrado asociar beneficios en torno a distintas condiciones del cuerpo humano, como puede ser:

El control de efectos secundarios de las quimioterapias, como el vómito. Incluso se cree que su consumo puede ser efectivo para tratar distintos tipos de cáncer.

Reducción de inflamaciones. Aquí se incluyen de manera especial aquellas que están relacionadas al sistema digestivo, sobre todo en el área del intestino.

Control de dolores producto de sus efectos analgésicos.

Tratamiento para el acné.

Ayuda a combatir algunos problemas de índole psicológica, como la depresión. Al mismo tiempo es capaz de contrarrestar los síntomas de enfermedades más delicadas, como es el caso de la esquizofrenia.

Sirve como calmante para tratar algunos tipos de epilepsia.

Aceite de semillas

El aceite de semillas es también un extracto muy beneficioso para el organismo, y su enfoque, aunque puede ayudar a potenciar los ya vistos del aceite de flores, también está orientado a otras áreas como:

El tratamiento de los problemas de la piel, pues ayuda a controlar las molestias más comunes de ésta, y que se relacionan con picores, como es el caso de los eccemas o las alergias cutáneas.

Las inflamaciones, que también pueden ser tratadas con el aceite de semilla, trabajándolo de forma local, como sucede en el caso de la inflamación por síndrome premenstrual.

Es un aliado de alto valor para evitar el envejecimiento de la piel en cualquier etapa en la que se encuentre el usuario, ya que es rico en antioxidantes.

Puede ayudar en temas relacionados con el área estética, pues resulta valioso a la hora de fortalecer las uñas y también como instrumento de alto valor para el cuidado del cabello.

Ayuda a prevenir enfermedades de cualquier índole, ya que ofrece un apoyo al fortalecimiento del sistema inmunológico.

Otras formas de utilizar las flores de cáñamo

Además de los aceites, que son una de las formas más comunes de usar las flores, existen otras alternativas muy útiles para sacarles provecho como las vaporizaciones hechas a base de las flores. Con esta forma se absorben todas las propiedades de una manera mucho más adecuada que al pasarlas por un proceso de combustión.

Las flores de cáñamo también pueden ser aprovechadas dentro de la cocina para preparar una gran variedad de platos, sin dejar de lado las potencialidades que ésta ofrece. Es importante verificar bien las cantidades a añadir para evitar complicaciones.

Como se puede ver, las flores de cáñamo no sólo están ganando popularidad y ubicándose como una herramienta natural y 100% legal, sino que también tienen la facilidad para ser utilizadas de muchas maneras, con el fin de poder adaptarse a cada usuario.

Fuente: https://www.regiondigital.com

https://bit.ly/2AxMIXp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *